Y LOS MERCENARIOS SE LO HAN CREIDO.

Santiago de Cuba
Por Joel Macías Rivas
Fotos del autor y Miguel Noa Menéndez

Raudelis es un adolescente de Santiago de Cuba que con sus 16 años está relacionado con una organización de colombófilos; este muchacho que parece ser una persona medio despistada, casi siempre está apurado y su vida se decide entre los estudios en el preuniversitario y las palomas en el barrio.


A él lo vi quedarse como indiferente, con la boca medio abierta y girar según el círculo que iban dibujando unas cuantas palomas mensajeras que, según me aseguró, habían soltado minutos antes de mi llegada al lugar. Fue aquel gesto y algunas acciones posteriores, lo que me motivó a formularle algunas preguntas, que me respondió a duras penas. De ese intercambio, les cuento enseguida.


¿Conoce ud sobre la Cumbre de las Américas que en los próximos días se celebrará en la República de Panamá?, le pregunté, y sin pensarlo, me respondió: “mire profe, yo lo supe porque lo vi de pasada en el televisor de mi casa y después lo dijeron en el matutino de mi escuela, pero no estoy muy interesado en eso”.


Me sentí algo decepcionado por el aparente desinterés que le vi sobre el asunto, e insistí: ¿ Y sabe ud…? Me interrumpió; “profe, con el mayor respeto, no me trate de ud que yo todavía soy un chama…”; y yo, sin mucho tiempo para reflexionar, volví con mi interrogatorio…¿ sabes tú que en paralelo a esa reunión de jefes de estado de la región se estará celebrando un foro de la sociedad civil?. “De eso sí estoy bien clarito porque navegando en internet en el “Joven Club” de por mi casa le di bastante, y parece que se está armando como un lío con eso, porque hay opositores que quieren ir”.


Opositores no, le dije, esos a los cuales te refieres son mercenarios, y lo que están es armando un show para ir a desprestigiar a Cuba; por la verdadera sociedad civil cubana estarán representándonos en Panamá decenas de compañeros y compañeras, le insistí.
“Bueno profe, lo dejo, mis amigos me esperan, vamos a buscar un buchú por allá por Chicharrones”. En medio de la despedida le pregunté que si él era miembro de la sociedad civil cubana y casi al montarse en la bicicleta me respondió, “no profe, yo soy miembro de la FEEM” (Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media).


Como Raudelis, muchos jóvenes y adolescentes cubanos, y muchos adultos quizás, no saben, o no entienden, o no han interiorizado que, pertenecer a los colombófilos, a la FEEM, a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), a la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) o a los sindicatos, entre más de 2000 asociaciones que existen en Cuba, es pertenecer a la sociedad civil cubana.


En eso, las campañas de propaganda orquestadas contra la revolución cubana, han tenido efectos, Y LOS MERCENARIOS SE LO HAN CREIDO.

peque

Macias2 Macias3

Anuncios

Acerca de El ingeniero

Ingeniero y periodista, graduado en la Universidad de Oriente, Santiago de Cuba.
Esta entrada fue publicada en Cuba. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s